eCommerce: Plan de Contingencia o la Nueva Normalidad

eCommerce: Plan de Contingencia o la Nueva Normalidad

No hace falta detallar las consecuencias que estamos viviendo causadas por la pandemia del COVID-19, donde repentinamente provocó el cambio de nuestras vidas, esa “vida normal” que venía planteada de rutinas tradicionales.

Por mucho que escuchamos a empresas o personas invitando a replantearnos con estilos de vida innovadores o modernos con el fin de llevar un ritmo de vida, al menos cercano a esos países que se propusieron a evolucionar, no le dimos la importancia que eso ameritaba y que hoy muchos de nosotros lo está lamentando.

Un Plan B

Como especialista en Continuidad de Negocios y Contingencias Tecnológicas, las personas y mucho más las empresas, siempre deben tener un plan alterno en los procesos críticos que puedan inhibir o cancelar sus principales activos o fuentes de ingresos.

En el campo corporativo, y me consta, dejamos de invertir en escenarios catastróficos porque “la probabilidad que suceda en mi entorno es muy baja o nula” o sencillamente “no hay presupuesto para ese tipo de escenarios”.

Ahora bien, ese “escenario” llegó y nos afectó de una manera inesperada donde muchos especialistas lo han denominado como la teoría del cisne negro, es decir, un suceso sorpresivo e inesperado de gran impacto socioeconómico que estadísticamente es un caso imposible. Particularmente voy en contra de dicha denominación, ya que es un escenario que se visiona y plantea, solo que los responsables de los activos no plantean una estrategia para este tipo de eventos, ni siquiera para uno de menos impacto, como es una epidemia.

Planes preventivos o reactivos.

Si bien pudimos haber tenido los planes de contingencia de forma preventiva, esta pandemia desarmó cualquier estrategia de al menos la mitad de los comercios y esto se debe a que sus planes alternos estaban diseñado con procesos de gestión tradicional. Cerca del 60% de las empresas en Panamá tenían estipulado un esquema de teletrabajo y tuvieron que hacer solo unos ajustes medios o leves. Estás invirtieron en diseño, planeación, prueba y ejecución de sus planes de contingencia. ¿Qué sucedió con el resto?, tuvieron que ejecutar soluciones de forma reactiva, fuera de su presupuesto y sin medir el impacto.

El Comercio

Ahora, en el rol de Especialista de eCommerce que vengo desempeñando, he aprendido sobre el comportamiento de los comercios y la resistencia al cambio que ellos mismos se han colocado ante la invitación de integrarse al mercado digital, con argumentos como: no es el momento, no veo beneficios si mi clientela está en la ciudad, no necesito cobrar en línea, ¿Para qué pagar comisión, si puedo cobrar en efectivo?

Nueva Normalidad

Esta pandemia del COVID-19 y el aislamiento que estamos viviendo está dejando muchas enseñanzas a nivel corporativo y comercial, dejando el mensaje de: sí se puede hacer teletrabajo (por cierto, trabajo el doble en esta modalidad), nos podemos reunir sin estar presente, podemos comprar en línea, podemos estar en casa y ser productivos sin salir de ella (aunque no estemos acostumbrado y la ansiedad nos lleva al desespero).

Lo cierto es que los planes tienen que rehacerse, el comercio tiene que replanearse y las políticas deben adaptarse y con rapidez, que permite mantener ese salto innovador porque ya, esta consecuencia no tiene vuelta atrás, la humanidad evolucionó con el cambio, el comercio se está adaptando y no volverá a ser lo que fue antes del COVID-19.

¿El eCommerce fue la solución para el comercio?

En la experiencia vivida en las últimas dos semanas en Panamá, los supermercados, restaurantes, farmacias y ferreterías, fueron los que tuvieron mayor afluencia de clientes. Sin embargo, luego del aislamiento social obligatorio, los comercios dentro de estos ramos mencionados solo quedaron activos aquellos que ya formaban parte del mercado digital, bien sea porque contaban con su canal de ventas a través de sus páginas web o aplicaciones móviles y con mayores ventas aquellos que tienen interconexión con servicios logísticos que permiten llevar los productos a domicilio. Sumado al problema sanitario actual, la manipulación de dinero incluso de las tarjetas se convirtió en un inconveniente para el cierre de venta.

Con base en esto, digo con seguridad que el eCommerce fue, lo es y seguirá siendo la solución dentro de esta Nueva Normalidad, porque ya no volveremos de forma total al sistema tradicional, además, el público o cliente por obligación está aprendiendo a usar los canales digitales.

Por tal razón, sigo evolucionando en el mundo digital, desarrollando soluciones en línea que permitan crear procesos prácticos y sencillos para seguir generando calidad de vida, más aún cuando tenemos a disposición todas las herramientas necesarias en el país para poder abrir ese nuevo canal de venta llamado eCommerce.

Aún nos falta mucho y con seguridad, si cada uno de nosotros aporta algo, cada día tendremos un mundo mejor y dedicaremos más tiempo a nosotros mismos, a nuestras familias y a nuestro mundo.

¡Nos dejes de Evolucionar!

¡Innovamos Contigo!

Octavio Denis

Sígueme en mis redes sociales:

Instagram: @octavio_ _denis.

Linked In: Octavio-denis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *